Mileidys Acosta Calzadilla y Lázaro Ernesto Márquez –madre y padrastro- viven una situación realmente desesperada, tienen en casa a una niña con parálisis cerebral y denuncian la falta de atención del gobierno cubano ante la pésima situación de la pequeña.

Las condiciones de su vivienda son completamente inadecuadas para atender de manera conveniente a la menor, pero la respuesta del gobierno aún no llega.

El padrastro de la niña, Lázaro Márquez declaró:
“Hace cinco años no recibe fisioterapia, es imperativo conseguir una casa en planta baja porque además tenemos peligro inminente de derrumbe”.

Hace 7 años el Gobierno nos está peloteando con la casa y no han querido darla”, afirmó Lázaro.

“Hemos ido a todos los niveles de Vivienda, Gobierno, Seguridad Social, Albergue, Consejo de Estado, Asociación Cubana de Limitados Físico-Motores (ACLIFIM), a todos… y nada”, afirmó el padrastro.


No sólo eso, la madre de la niña denunció que su hija enferma no ha sido atendida de manera conveniente por los médicos cubanos.