Una cubana se arrodilló ante las autoridades en el aeropuerto de Trinidad y Tobago implorándoles que no la devuelvan a Cuba.


Las imágenes de la desesperación de esta mujer cubana quedaron captadas en cámara y quedan como testimonio de lo que viven los cubanos tratando de salir de Cuba.

«Yo no quiero hacer daño, solamente quiero que me ayuden» gritaba la cubana. «Por favor el embajador que me ayude» decía acompañada de su hija pequeña.

Mujeres oficiales de inmigración de Trinidad y Tobago llegaron para exigirle a la cubana que se pusiera de pie y a sus hijos que se retiraran y se sentaran.