Captura de pantalla Local 10

Un hombre de Miami hoy se siente bendecido de haber sobrevivido un disparo que le rozó la cabeza mientras veía televisión sentado en la sala de su casa.


Jean Cidel se encontraba en su casa con su esposa, hija adulta y un niño, cuando sucedió todo en la tarde del lunes, reportó Local 10.

Cidel se rió del incidente horas después, pero lo que le sucedió no fue una broma. Describió cómo se sintió cuando la bala rozó la parte posterior de su cabeza.

«Hacía calor y dolía», dijo Cidel a Local 10. «Puse mi mano y veo sangre».

La policía del condado de Miami-Dade respondió a una llamada de un tiroteo en la cuadra 1200 de la calle 101 en el noreste, alrededor del mediodía. Aparentemente una discusión llevó a un tiroteo afuera de la casa de Cidel. La bala perdida entró por la ventana.


«Escuché boom, boom, boom. No sabía lo que sucedió. Me acosté. Estaba tratando de esconderme, pero al mismo tiempo fue cuando vi la sangre. Me dispararon y mi hija dijo: ‘Dispararon a mi papá», dijo Cidel.

Dijo que ni siquiera se dio cuenta de que fue golpeado hasta que vio que la sangre goteaba de su rostro. La herida era solo superficial y los paramédicos con Miami-Dade Fire Rescue lo trataron en la escena.

A pesar del mal rato, Cidel sabe que tiene suerte de estar vivo y que pudo haber sido mucho peor.