Un padre fue arrestado en West Palm Beach tras acudir a la escuela de su hijo con un rifle AK-47 cargado luego de recibir una llamada de su niño en lágrimas.


Según la WPBF, Christopher Freeman, de 28 años, dijo a la policía escolar que había recibido una llamada telefónica de Face Time de su hijo durante las horas escolares. Freeman dijo que el niño, que estaba llorando, le dijo que un maestro lo había golpeado.

Mientras Freeman hablaba con el niño vio a un adulto agarrarlo y vio el teléfono volar de sus manos.

La policía dijo que Freeman luego se dirigió a la escuela para ver cómo estaba su hijo, pero fue armado y al llegar amenazó con violencia.

Según WPTV, la policía dijo que encontraron una Draco Romarm / Cugir AK-47 cargada.


La escuela fue cerrada y Freeman fue arrestado.

Actualmente se encuentra con una fianza de $ 75,000. También se le ha ordenado que se mantenga alejado de la escuela.