Un niño de 10 años recibió un disparo el domingo en Opa-locka después de que dispararan contra una casa con una rifle de paintball o bolas de pintura, dijeron las autoridades.

El tiroteo se informó el domingo por la noche en la cuadra 2300 de Rutland Street.


Según el portavoz de la policía de Opa-locka, Nikeya Jenkins, varias personas salieron de un vehículo frente a la casa, donde varios niños jugaban en el patio, y comenzaron a disparar con «rifles de pintura».

Jenkins dijo que un hombre en la casa creía que su casa y su familia estaban siendo atacadas, por lo que respondió con un arma de fuego real, hiriendo a la victima que estaba dentro del vehículo.

La policía confirmó que el conductor huyó de la escena con el niño en el automóvil hacia la cuadra 2200 de la 83 calle del noroeste. Luego, el niño fue llevado al Jackson Memorial Hospital.

La condición del niño aún no se ha revelado.