Durante la semana dos chicos decidieron pescar en uno de los pequeños lagos de Kedall, llamado Kendale Lakes.

Nathan Pereira y su amigo Bobby lanzaron la caña hasta que el pez mordió el anzuelo, para su sorpresa no era cualquier pez. Se trataba de un bagre de unas 55 libras luciendo los bigotes de las mandíbulas.

“Sin lugar a dudas este es el pez más grande que he atrapado”, declaró Pereira. “Logré levantarlo y sentí una sensación de ‘Wow, esto es una locura’ ”.

“Nadó hacia el lateral del lago por allá, y comencé a correr detrás de él, porque era demasiado grande para mi caña, pues tengo un caña pequeña para róbalos”, continuo contando el chico que al principio apenas podía y solamente manteniendo la tensión del carrete hasta que por cansancio le gano al animal.

Terminaron lanzando al pez gato al agua cuando vieron el enorme tamaño, después claro está de tomarse fotografías y mostrar en las redes sociales tal hazaña.