Imagínese despertarse para agarrar el periódico de la mañana, solo para encontrar un caimán inmenso en el lugar de su alfombrilla a los pies de su puerta delantera.


Una familia de Louisiana vivió esa experiencia el viernes, encontrando el enorme cocodrilo muy reposado y cómodo.

La Oficina del Alguacil de la parroquia de St. Martin publicó fotos del gigantesco cocodrilo en Facebook, con la advertencia correspondiente de «siempre mire antes de pisar».

Sabias palabras. Palabras muy sabias de seguro.