Foto de archivo

Un hombre perdió la vida y un adolescente resultó seriamente herido en dos accidentes con fuegos artificiales durante las celebraciones del 4 de julio en la noche del jueves.


Ambos accidentes tuvieron lugar en Pompano Beach.

El Departamento de Bomberos de Pompano Beach respondió a una llamada de emergencia en el área de la 30 avenida y la 5 calle del noroeste donde un hombre de 36 años encendió fuegos artificiales ilegales en el estacionamiento de un complejo de apartamentos.

La víctima, identificada como Hamilton, colocó el proyectil dentro de una tubería de PVC, pero el dispositivo detonó antes de que pudiera alejarse causándole graves heridas en la cabeza, el cuello y el hombro.

El hombre fue traslado al hospital donde luego sucumbió a sus heridas.


«Fueron los sonidos más fuertes que he escuchado», dijo Angie Goldstein, quien escuchó la explosión. “Literalmente fue como una bomba disparando. Los escuchas, pero cuando estás aquí … fue la cosa más ruidosa en mi vida».

El hermano de la víctima dijo a 7News que Hamilton estaba a punto de casarse. Él estaba organizando el espectáculo para los niños y los vecinos del barrio como parte de la tradición familiar.

Los equipos de rescate también respondieron a una casa en el área de la 17 terrace del noreste y la 2 avenida donde un adolescente de 15 años había encendido otro fuego que explotó en su mano.

Las autoridades dijeron que el adolescente fue trasladado a Broward Health Medical Center y perdió varios dedos. Ahora se enfrenta a la posibilidad de perder por completo su mano derecha.