Un hombre de Florida que fue encontrado parcialmente comido por un caimán el pasado mes de junio, realmente murió por una sobredosis de droga, dijeron las autoridades.

Michael Ford, de 45 años, fue encontrado sin vida en un canal cerca de Fort Meade en el condado de Polk en Florida central.


Una persona avisó a las autoridades cuando le pareció ver a un caimán con un pedazo de cuerpo humano en la boca.

La Oficina del Sheriff del Condado de Polk y la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC) dijeron que estaban investigando la muerte de Ford y el miércoles, la oficina del médico forense del condado confirmó que murió de «intoxicación por metanfetamina», informó WTSP.

La causa aparente inicial de muerte de Ford fue ahogamiento, a la espera de resultados toxicológicos, y los investigadores dijeron que tenía laceraciones y otras lesiones en su cuerpo debido al caimán.

Después de que se descubrió el cuerpo del hombre, el FWC atrapó y mató al caimán.


Una necropsia encontró la mano y el pie de Ford dentro del estómago del reptil, pero el médico forense dijo que parece que el caimán, que según los informes pesaba 450 libras y medía alrededor de 12 pies de largo. Las autoridades creían que el caimán atacó a Ford después de su muerte.