El cubano David Alfredo Valdés, de 31 años de edad, residente Miami Lakes, fue arrestado tras huir con una cadena valorada en 45,000 dólares y amenazar a la víctima si lo denunciaba a la policía.


En la Barbería G-Cut situada en la avenida 81 y la calle 8 en el suroeste del condado, ocurrió el incidente, cuando se estaba haciendo la transacción entre las dos partes para ponerse de acuerdo en relación a la compraventa de la cadena.

El cubano, quien pretendía comprar la joya, pidió permiso para probarla, y en un instante de distracción del propietario el presunto ladrón salió huyendo por la parte trasera del establecimiento con la cadena en el cuello.

El propietario logra comunicarse con el acusado, pidiéndole le devolviera la cadena, en respuesta este le condiciona que le devuelve la cadena solo si retira cualquier denuncia que haya puesto en la policía, incluso llegó a amenazar diciéndole que él sabía donde vivía.

El cubano David Alfredo Valdés, fue arrestado en una estación de servicio “Valero”, en Hialeah, acusado de hurto mayor, extorsión y agresión.

El informe del arresto fue citado por América Tevé, donde se supo que el presunto ladrón tras ser detenido por la policía dijo:


“No me importa, llévame a la cárcel”

Valdés, en su comparecencia en la corte, se declaró inocente de los cargos que se le imputan, diciéndole a la jueza:

“Yo no me robé nada, yo tengo el papel”

A Valdés se le fijó una fianza de 15 mil dólares y una orden de alejamiento de la víctima, por la magistrada del tribunal Mindy S. Glazer.

 El lugar donde ocurrió el robo, según residentes y trabajadores, dijeron que la “zona muy tranquila, de personas decentes, personas trabajadoras o retiradas. Un lugar muy bueno”.