Foto: Facebook/Raúl Javier Morales Pérez

Con un combo de alimentos y aseo fue recibido boxeador cubano, contundentes críticas no se hicieron esperar

Ronny Álvarez, boxeador medallista de oro en el clasificatorio Panamericano juvenil que se efectuó en Guadalajara en México, fue recibido en el municipio Chambas en Ciego de Ávila donde reside con un combo de alimentos y aseo.


Raúl Javier Morales, uno de los dirigentes deportivos de esa localidad tuvo a bien hacer público en su Facebook con imágenes incluidas dicho recibimiento: “Hasta la comunidad Las Palmas llegó la Comisión de Atención Atletas del Combinado deportivo #2 Enrique Varona del municipio de Chambas, para darle el merecido recibimiento al atleta de boxeo Ronny Álvarez, medallista de oro en el clasificatorio Panamericano juvenil desarrollado en Guadalajara, México. Felicidades, campeón”.

Este “merecido recibimiento”, según expresa en su publicación Morales trajo consigo contundentes críticas, una de ellas es la del periodista Mario J. Pentón que en su Facebook publico un comentario con una imagen incluida del momento en que se le hace la entrega del premio al boxeador:

«¡Qué vergüenza! Miren el ‘premio’ que la dictadura le da al boxeador Ronny Álvarez, ganador de una medalla de oro en México. Y todavía lo publican como si se tratara de productos de gran valor».

A raíz de todas estas publicaciones se han promovido muchas críticas de internautas en redes sociales:


 «¡Qué vergüenza, dolor y humillación siento de vivir en este país. Lo peor es que no puedo huir de aquí, sí, huir! Estoy aterrada de estar aquí», uno de los comentarios.

«Ya es un hábito hacer apología de la miseria», «¡Qué denigrante!»; «Sin palabras. Cuba»; «Esto es una prueba de vivir en un país comunista», dijo otro internauta.

«Este debe de ser el contenido de la jaba de una de los generales muertos! El muerto al hoyo y pa´l vivo no hay ni pollo!», comento otro usuario.

«Hace falta que eso mismo le den a La Cruz para que vea lo que es Patria o Muerte», otro comentario refiriéndose al boxeador Julio Cesar la Cruz que al final de su combate en Tokio 2020 gritara “Patria y Vida no”.

En muchos de los comentarios hacen responsable a los mismos deportistas por no saber exigir el lugar que merecen.

Fidel Castro en 1959 dijo: “El mejor estímulo que puede crearse para el atleta es asegurarle su retiro y saber premiar a los que llegan a campeones»; el fracaso de esas palabras se puede constatar 62 años después.