Un la reserva Bar Circle de Lakeland, Florida, una visitante filmaba a un caimán mientras hacía sonidos para impresionar a otro, cuando de repente un tercero lo atacó sin previo aviso.


Todo sucedió el miércoles en horas de la mañana. «Estaba filmando a los dos caimanes que gruñian y ni siquiera vi al tercero hasta que entró con la boca abierta y lo mordió», dijo Sasnett a FOX 13. «Fue emocionante verlo».

En el breve video, que Sasnett publicó en Facebook, luego de que el caimán más grande fuera mordido, el más pequeño saltó a un lado, lejos del agua donde luchaban los otros reptiles.

Sasnett luego publicó un segundo video, que muestra a los caimanes después de su corta pelea.

Se les puede ver nadando tranquilamente en el agua, antes de que el cocodrilo más grande volviera a bramar, mirando en dirección al cocodrilo que se alejó nadando cuando comenzó la pelea.


En ocasiones cuando los caimanes braman es por temporada de apareamiento, según el zoológico de Naples en Caribbean Gardens en Naples, Florida, aunque en ocasiones lo hacen durante todo el ano.

«Los caimanes también pueden gruñir para comunicar el tamaño entre ellos», dijo el zoológico en una publicación de Facebook que muestra a algunos de sus caimanes haciendo ruido en abril. «Mientras los machos y las hembras gruñen , los machos pueden alcanzar una frecuencia más baja».

Según la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC), los caimanes comienzan a cortejar a principios de abril y se aparean en mayo o junio. Durante estos meses recomiendan no estar en el agua en horas de la noche que es cuando más activos están.