Corea del Norte afirma haber probado con éxito un nuevo tipo de misil balístico intercontinental, coronado con una «ojiva pesada súper grande», que es capaz de atacar el territorio continental de los EE. UU.


Los medios estatales del país hicieron el anuncio el miércoles, horas después de que el líder Kim Jong Un ordenó el lanzamiento a las 3 a.m. del misil Hwasong-15, que alcanzó la mayor altitud jamás registrada por un misil norcoreano.

La agencia estatal de noticias KCNA calificó el misil como «el ICBM más poderoso» y dijo que «cumple con el objetivo de completar el desarrollo del sistema de armamento de cohetes establecido por la RPDC» o la República Popular Democrática de Corea.

Anteriormente, el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, dijo que el misil lanzado demostraba que Corea del Norte tenía la capacidad de atacar «en todas partes del mundo».

El lanzamiento fue el primero desde septiembre, y se produjo a pesar de las reiteradas advertencias del presidente Donald Trump, quien dijo a la prensa en la Casa Blanca después del lanzamiento que Estados Unidos «manejará» la situación.