Una mujer embarazada de 8 meses fue asaltada en Miami Beach por un hombre que intentaba quedarse con su bolso.


Sucedió a la altura de la 41 calle, el miércoles por la mañana, cuando Amy Córdova y su mamá visitaban de Perú por una cita médica, según sus declaraciones.

Según el informe del arresto, Cordova, de 30 años, fue atacada afuera de una tienda de T-Mobile donde un hombre «empujó [a la víctima] hacia el suelo sobre su estómago y la arrastró [10] aproximadamente 10 pies en la acera y causó raspones y quemaduras en las rodillas».

«Mi madre gritó», recordó. «Ella le gritó como, ‘¡Oye, está embarazada!'»

La policía de Miami Beach identificó al asaltante como Amara Sanogo quien se alejó después de cometer el presunto delito.


Cordova entonces recibió ayuda del personal de la tienda de celulares,quienes fueron los que llamaron a la policía.

La policía dijo que hablaron con los empleados de la tienda de teléfonos celulares y persiguieron a Sanogo hacia el este de donde ocurrió el asalto.

Después de cortar su camino en una patrulla, la policía dijo en el informe de arresto que Sanogo fue «dirigido a punta de pistola para que se acostara en el suelo».

Luego fue arrestado y acusado de intento de robo a mano armada y agresión agravada.

Córdova dijo que está bien y que está contenta con los que ayudaron, especialmente con la policía que respondió tan rápidamente.

Sanogo permanece tras las rejas en el Centro Correccional Turner Guilford Knight de Miami Dade.