Jillian White, una turista canadiense que estuvo de vacaciones en Cuba, aseguró que no regresará nunca más a la isla tras una amarga experiencia en sus vacaciones.


«Nunca volveré, aunque amo a Cuba», dijo la mujer en redes sociales.

White ha estado en Cuba en varias ocasiones, 18 según su propio testimonio, pero en la última vista tras un resultado positivo de COVID-19, vivió un calvario.

La mujer había viajado allí con una amiga y el día antes de que se suponía que debía regresar a casa, dio positivo por COVID-19 en una prueba de PCR.

Su amiga recibió un resultado negativo.

Luego, White fue llevada a un hotel de cuarentena donde conoció a otros viajeros en la misma situación.


«Fue horrible, estaba agradecida de que hubiera otras personas allí con las que compartí esta experiencia desordenada» dijo.

Varios turistas han expresado malestar por las experiencias que han sufrido en Cuba durante sus viajes durante la pandemia.