El presidente electo dio a conocer de forma rimbombante la intención de Masayoshi Son, multimillonario empresario de Japón, de facilitar 8,000 puestos de trabajo a trabajadores estadounidenses.

Donald Trump expresó que los 8,000 nuevos empleos, “se deben a los acontecimientos, al ánimo y a la esperanza”.

Son, director general de SoftBank, uno de los grupos tecnológicos más grandes de Japón, es además, dueño de la empresa de telefonía celular estadounidense Sprint y también controla OneWeb.

Sprint está en problemas desde que SoftBank la adquirió. Esta empresa eliminó 9,000 puestos de trabajo del 2012 al 2016.

“Creemos que es crucial para las empresas y el gobierno trabajar juntos para crear más oportunidades de empleo en Estados Unidos y garantizar la prosperidad de todos los estadounidenses”, aseveró, Marcelo Claure, director general de Sprint.