Trump mantiene a James Comey como jefe del FBI, a pesar de que Comey ha creado gran incertidumbre en el seno del Partido Demócrata, por su quehacer en la campaña electoral.

El presidente, ya le había hecho saber al jefe de esta agencia federal su intención de que continuaría en su puesto. Cuando coincidieron el domingo, con el presidente, lo saludó con mucho entusiasmo y le hizo una broma: «Se volvió más famoso que yo».

El inspector general del Departamento de Justicia anunció en la primera quincena del mes en curso, que investigará las acciones del departamento y del FBI para determinar, si el director del FBI, James Comey, siguió las directivas vigentes.

Donald Trump también criticó en numerosas ocasiones a Comey cuando estaba en marcha la campaña electoral, al opinar que su decisión de cerrar previamente la investigación servía para proteger a Clinton y lo hacía parte de un «sistema totalmente amañado» y «una clase dirigente en Washington completamente corrupta».