(EFE). Un tren de carga se descarriló cuando hacia el recorrido entre las ciudades de Santa Clara con Cienfuegos, y como consecuencia se derramó el combustible que transportaba, informaron ayer medios oficiales.

El accidente ocurrió el sábado sobre un puente de la localidad de Castaño, en el municipio Ranchuelo, sin ocasionar daños a los tripulantes del tren, según informó un reporte de la televisión estatal.

Pero de los 9 carros cisterna que acarreaba el tren, solamente uno quedó sobre la vía, mientras los restantes quedaron volcados o encima o a los lados de la línea del ferrocarril, de acuerdo con el periódico Vanguardia, de la provincia Villa Clara, situada a unos 300 kilómetros al este de La Habana.

Siete de sus tanques trasladaban unos 420.000 litros de fuel oil y otros dos cargaban 140.000 de diesel, uno de los cuales se abrió y derramó el combustible.


La cisterna ferroviaria que tenía derrame fue vaciada y se adoptaron medidas con pequeños diques construidos con zeolita en unos 100 metros a la redonda para evitar que el combustible llegue al río Sagua, que se encuentra a un kilómetro del área donde ocurrió el accidente, según explicaron especialistas.

Añadieron que el derrame mayor de combustible está ya controlado tras la extracción de más de 32.000 litros de diesel del tanque averiado y dentro de unas horas tienen previsto realizar una operación similar con el fuel de otro tanque que vierte combustible en menor cuantía.

Las causas del accidente se encuentran bajo investigación.