En el día de la reanudación de las operaciones del tren rápido Brightline hubo que lamentar un aparatoso accidente que dejó a una abuela y un niño herido.


Según los funcionarios de Brightline, el tren transportaba al presidente de la empresa y a otros funcionarios de la empresa.

El tren estaba programado para participar en una ceremonia en la estación de Fort Lauderdale para conmemorar el regreso de la compañía al servicio después de una pausa de 19 meses debido a la pandemia.

El accidente ocurrió en el área de la tercera calle del noroeste y Flagler alrededor de las 10:15 a.m. del lunes.

Una abuela y un niño en el automóvil fueron tratados por heridas leves en el lugar. La abuela se rompió la clavícula y se dice que el niño está bien.