Organizaciones pro-derechos civiles han anunciado para este jueves un paro de trabajadores inmigrantes hispanos en Washington, en contra de los decretos emitidos por el presidente Donald Trump, que califican de racistas y discriminatorios.

Con el lema «Un día sin inmigrantes» los huelguistas pretenden demostrar cómo afectaría a la economía estadounidense la ausencia al trabajo de este sector de la población.

Muchos establecimientos de la capital estadounidense no abrirán sus puertas, en señal de apoyo a la acción de los empleados de origen hispano.

La ciudad de Milwaukee hará suya esta iniciativa el próximo lunes, según medios de prensa.