Captura de pantalla WSVN

Aunque el estado permitió la reapertura de los bares el lunes, los condados aún no lo permiten por temor a brotes de COVID-19. Los lugares de entretenimiento como los cines y las boleras podrían reabrir pronto pero los bares y discotecas parece que van a tardar en el Sur de la Florida.


Camareros, meseros, recibidores, artistas, promotores y porteros en los condados de Miami-Dade y Broward están protestando fuertemente para que el gobierno los deje salir a trabajar nuevamente.

La industria del entretenimiento ha sido una de las más golpeadas por la crisis afectando sus ingresos sobre todo en esos sectores que dependen de las propinas.

En Miami-Dade por ejemplo el alcalde aseguró que hasta que no tuvieran una vacuna era muy posible que los bares y discotecas no pudieran abrir.