Con las lluvias que han azotado el sur de la Florida en los últimos días, una tubería de ocho pulgadas en un vecindario de Hialeah se rompió afectando a casi 30 viviendas en el área.


La rotura causó caos entre los vecinos en la zona, preocupados al ver la inundación que iba provocando a la altura de la 27 avenida del west y la 73 place.

Los vecinos durante horas vieron el agua correr, mientras que a sus casas no llegaba el líquido. Las brigadas de trabajo demoraron 6 horas en remediar la rotura cuando llegaron las piezas de repuesto.

Algunos vecinos dieron declaraciones a AmericaTeVe sobre la situación del alcantarillado.

«Siempre que cae una tormenta fuerte se inunda la calle. Y esos tragantes no.. Tragan, pero al paso. Osea, no como deben trabajar», dijo Nelson Yera, un vecino del área.


Ya en la noche se había restablecido el servicio de agua.