Trayectoria Tormenta Laura- Foto NOAA

El cono de pronóstico para la tormenta tropical Laura se movió más lejos de Florida el viernes por la noche, pero a su vez predice que afectara al territorio cubano desde el extremo oriental hasta el occidental.


Según la trayectoria marcada por el National Hurricane Center (NHC), con sede en Miami, Estados Unidos, la entrada de Laura en Cuba sería por la punta de Maisí. La tormenta avanzaría por la zona central del país en la madrugada de este lunes y sobre las 2:00 pm del lunes se haría sentir en La Habana.

Meteorólogos advierten estar atentos a los desarrollos, ya que todavía hay incertidumbre con el sistema y los efectos climáticos se sentirán lejos de su centro.

En territorio estadounidense parte de los Cayos de Florida permanece en el camino proyectado de Laura. El condado de Monroe ha declarado un estado de emergencia local y ha emitido una evacuación obligatoria de todas las embarcaciones de vida a bordo, casas móviles, vehículos recreativos, remolques de viaje y caravanas.

Meteorólogos advierten que el lado fuerte de la tormenta está al norte con lo cual se espera sentir sus efectos en el sur de la Florida a principios de la próxima semana.

A las 11 pm. el viernes, Laura se encontraba a unas 195 millas al este-sureste de San Juan, Puerto Rico, generando vientos máximos sostenidos de 45 mph con ráfagas más altas, según el Centro Nacional de Huracanes. Se movía hacia el oeste-noroeste a 18 mph, con un lento fortalecimiento previsto durante los próximos dos días y la posibilidad de que se convierta en un huracán la próxima semana.


«Se espera que Laura produzca de 3 a 6 pulgadas de lluvia sobre Puerto Rico y las Islas Vírgenes, República Dominicana, el sur de la península de Haití y el este de Cuba hasta el domingo», escribieron los meteorólogos del NHC en el boletín de las 11 p.m.

Laura rompe el récord de la primera tormenta con nombre número 12 en el Atlántico. Ese lo tenía Luis, que se formó el 29 de agosto de 1995.

De acuerdo al pronóstico actual Laura continuaría su trayectoria hacia el Golfo de México pudiendo convertirse en huracán antes de llegar a Texas y Louisiana.