De acuerdo con las predicciones del Centro Nacional de Huracanes el domingo por la noche, la tormenta sigue siendo dirigida más o menos en el sur de la Florida. Aunque es sólo marginalmente probable que la tormenta se convierta en un huracán.

El NHC en Miami dice que la tormenta tiene un 40 por ciento de probabilidad de desarrollarse en algún tipo de ciclón tropical dentro de los próximos cinco días – lo que significa que el sur de la Florida todavía tiene que estar atento a la tormenta ya que se acerca a las Bahamas y la costa de Florida el fin de semana.

El Distrito de Administración de Aguas del Sur de la Florida anunció ayer que está comenzando a prepararse para precipitaciones por encima de la media esta semana – el Distrito dijo que está bajando los niveles de agua en múltiples canales a través del Sur de la Florida para evitar inundaciones.