Una violenta tormenta invernal dejó mucha nieve en el noreste de Estados Unidos el jueves, increíblemente en esta zona el día anterior se habían registrado temperaturas de primavera.

En las zonas de Boston y Maine caerán entre 30 y 45 centímetros (entre 12 y 18 pulgadas) de nieve según el Servicio Meteorológico Nacional.

Se prevé que en la ciudad de Nueva York caerán entre 20 y 30 centímetros (entre 8 y 12 pulgadas) de nieve y en Filadelfia entre 10 y 20 centímetros (entre 4 y 8 pulgadas).

En el este de Long Island caerán aproximadamente 40 centímetros (16 pulgadas) de nieve y sufrirá posibles apagones. «Las vías están en muy malas condiciones, están cubiertas de nieve y hielo», hizo saber el jefe de la policía del condado Suffolk Tim Sini.

Bill de Blasio, alcalde de Nueva York solicitó a los ciudadanos que no salieran de sus domicilios a menos que fuera totalmente necesario.