Tamika Bickham estaba trabajando el viernes por la noche en la oficina de su casa en el vecindario de El Portal en el condado de Miami-Dade, cuando de repente escucho un vidrio romperse y salió corriendo de su oficina para investigar.

Una vez que estuvo en su sala, vio que había un agujero en la puerta corrediza de vidrio. Bickham dijo que sabía que era un agujero de bala. Estaba temblando cuando llamó al 911.

«Les dije: ‘Creo que alguien disparó contra mi casa'», explicó a Local 10.

Los oficiales del Departamento de Policía de El Portal notaron que la bala pasó por su sofá y pasó por encima de la mesa de centro. Rebotó en la pared detrás del televisor y terminó en la alfombra.

«¡Podría haber estado sentada allí!», dijo disgustada.

Los oficiales del Departamento de Policía de Miami-Dade estaban investigando un tiroteo cerca de la casa de Bickham en la 5 avenida del noroeste. Según el detective Lee Cowart, un portavoz del departamento, la tecnología de sensores acústicos detectó el tiroteo antes de que los oficiales encontraran casquillos de munición en la 82 calle y la 5 avenida.

Los oficiales no pudieron confirmar si la bala en la casa de Bickham fue una bala perdida de ese tiroteo.

«No es nada de lo que esperas, pero es como, ‘¡Guau!’ Tu vida puede cambiar de un segundo a otro», dijo Bickham.

Los oficiales le piden a cualquier persona con información sobre el tiroteo que llame a Crime Stoppers de Miami-Dade al 305-471-8477.