DeFacto del medio independiente El Toque, desmiente la noticia de la apertura de una tienda de productos náuticos en Marina Hemingway, en La Habana.


El Toque se presentó en el sitio para verificar cuán cierto era la noticia publicada a finales del mes de marzo, por el taller náutico Marlin Astillero, anunciando la apertura de una tienda especializada en venta de productos náuticos adjuntando fotos de los mismos pudiéndose ver entre otros una lancha.

Las investigaciones por el servicio DeFacto del medio independiente antes mencionado, resultaron ser falsas  las ventas de lanchas a la población a través de la Empresa de Marinas y Náuticas Marlin S. A.

La ferretería en cuestión según plantea DeFacto, está abierta pero «con menos de la mitad de los productos mostrados en las fotos», según menciona no había lancha ni motor, pero si existían otros artículos.

Según explica un trabajador del lugar el cual decidió hablar bajo el anonimato:

«Nunca se estuvo vendiendo. Lo que ocurrió fue que la empresa, con motivo de la Feria Internacional de Turismo (FITCuba 2022) que se va a hacer pronto en Varadero, mandó esas lanchas, motores y otros productos a sus diferentes puntos de venta, entre esos nuestra ferretería, pero solo para exhibición, no para la venta»


Está previsto que se celebre el evento FITCuba 2022 para los días del 3 al 7 de mayo en Plaza América, en Varadero, con la participación de la empresa Marinas y Náuticas Marlin, perteneciente al Ministerio de Turismo.

“Esa lancha que se vio en la publicación era un producto que estaba en exhibición», dijo un trabajador nombrado Javier, cuando DeFacto contacto con el Departamento Comercial de dicha empresa.

Agrega el trabajador Javier que:

 «Nunca estuvo a la venta, ni los motores tampoco. En venta tenemos otros productos de equipamiento de barcos, como baterías, salvavidas y botiquines», aclara que tampoco en el futuro se venderán.

Según acuerdo del Consejo de Ministros publicado en la Gaceta Oficial 061 Ordinaria de 17 de noviembre de 2008, autoriza «la venta, en las tiendas recaudadoras de divisas (CUC en aquel entonces, MLC actualmente), de embarcaciones menores y de motores previa presentación, por el interesado, del documento que acredite la autorización para su adquisición, expedido por la Capitanía de Puerto correspondiente», dijo El Toque en una nota que la venta de ser cierta era legal de acuerdo a la gaceta oficial publicada el 17 de noviembre del año 2008.