La Plaza del Ángel, en el corazón de la Habana Vieja, fue la locación escogida por los directores Paulo Simeón y el coreógrafo Roclan González para la realización del videoclip: “Bailando todo se olvida».

Como figuras principales de esta producción, estuvieron presentes la espectacular artista cubana Aymee Nuviola y los Puertorriqueños Wilmer Alicea y Samuel Gerena, al cual se considera uno de los primeros reguetonistas del área, integrantes del dúo Baby Rasta & Gringo.

Alegría y sabor dejaron estos artistas mientras producían esta entrega en la capital cubana.