Tiburón en Fort Lauderdale

Un niño ha sido hospitalizado tras sufrir una mordedura de tiburón en Fort Lauderdale.

El niño de siete años estaba visitando Fort Lauderdale Beach con sus primos el jueves cuando fue atacado.


La madre del niño, Grace Sosa, dijo que el niño vio un banco de peces cerca. De repente, vio lo que pensó que era un gran pez marrón. Luego, fue mordió la mano derecha.

Sacó su mano del agua y su familia inmediatamente vio sangre brotar de su mano.

Su familia lo llevó al puesto de salvavidas que lo ayudaron a envolver su mano. Los socorristas inspeccionaron la herida y confirmaron que era una mordedura de tiburón.

Su mano y brazo estaban completamente destrozados, según la madre del niño.


Los expertos dijeron que estamos en medio de una de las migraciones de tiburones más grandes del mundo y que en cualquier momento podría haber miles de tiburones en el agua.