Al ser entrevistados, varios de los que sufrieron el terror y la confusión en el tiroteo que tuvo lugar en el aeropuerto de Fort Lauderdale el pasado sábado.

Uno de los entrevistados asegura que el terror se apoderó de las personas en el aeropuerto al comenzar el tiroteo, y corrían desorientados hacia cualquier dirección.

Otra pasajera manifestó que se creó una gran confusión, y más adelante las autoridades los desviaron a lugares seguros como los hangares hasta que se calmara la situación.