La playa del Hotel Atlántico en Santa María del Mar, y sus alrededores, quedaron destrozadas a finales de 2016, tras el arribo de un frente frío.

El fuerte oleaje, que forzó a izar bandera roja en las Playas del Este de La Habana por varios días, arrastró la arena, dejando una vista deprimente con las piedras al descubierto.

Esta situación se vive cada año, pero con el tiempo, el mar retorna la arena anteriormente sustraída a la playa, dejándola como si no hubiera habido ningún temporal. ¿Increíble verdad?

El Niño y/o el Huracán Matthew, han sido responsables de que este año fue un poco peor que años anteriores, teniendo en cuenta que se han producido mareas más altas de lo acostumbrado.