Dos nuevos casos de fraude con tarjetas de crédito han surgido en los expedientes de la Corte Federal de Miami, según informó el Nuevo Herald.

Fernando García Cala y Marcelo Dicintio han sido acusados de utilizar tarjetas de crédito fraudulentas para robar mercancía. García Cala fue vinculado a un grupo que utilizaba las tarjetas para robar gasolina y Dicintio a una estrategia de comprar artículos de lujo como costosas bolsas de mujer en tiendas de gama alta tales como Bal Harbour Shops.

Por otra parte, un estudio reciente publicado en el sitio web WalletHub colocó a la Florida en el tercer lugar entre los estados más peligrosos del país para robo de identidad y fraude con tarjetas de crédito o débito.

El estudio está basado en un análisis de datos de los 50 estados y del Distrito de Columbia para determinar cuáles son los lugares más vulnerables a los robos de información personal.

El primero de los dos nuevos casos empezó en septiembre cuando un agente del Servicio Secreto inició una investigación sobre el robo de gasolina que se estaba comprando con tarjetas de crédito falsas, según una denuncia penal presentada por el agente ante el Tribunal Federal en Miami.


“La gasolina robada después era usada para llenar tanques de alta capacidad ocultos en vehículos que habían sido reacondicionados y que luego circulaban en las calles vendiendo el combustible a precios reducidos”, según la denuncia penal.

De acuerdo con la denuncia penal, García fue identificado como el dueño y operador de uno de los vehículos utilizados para transportar la gasolina robada.

El segundo caso contra Dicintio, de 31 años, comenzó el 30 de octubre del 2015 cuando el acusado, acompañado de otra persona, entró a la tienda de departamentos Saks Fifth Avenue en el centro comercial Bal Harbour Shops.

Según una denuncia penal de un agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), el acusado utilizó una tarjeta de crédito falsa para comprar artículos por un total de $2,097.

Según el documento, Dicintio continuó sus actividades con tarjetas de crédito fraudulentas en otras partes del sur de la Florida, incluyendo en comercios de alta gama sobre la Avenia Worth en Palm Beach.

Dicinto fue arrestado el 29 de noviembre y ahora está a la espera de ser encausado en el tribunal federal de Miami.