Como cada año surfistas disfrazados de Santa inundaron la playa de Cocoa Beach para celebrar la navidad.

La tradición de los Santa Surfistas comenzó con una familia en el 2009 y ahora es uno de los eventos más concurridas de la ciudad.

Las autoridades dijeron que unas 10,000 personas asistieron este año con multitudes que se extendieron tres cuadras solo para ingresar.

Cerca de 400 Papá Noel se registraron para surfear y muchos más también participaron.