Ya suman tres los arrestos que las autoridades han llevado a cabo esta semana por hacer amenazas contra la seguridad de los estudiantes en tres escuelas del condado de Miami Dade.


Un adolescente de 17 anos, identificado como Keith Clayton, fue el ultimo arrestado de esta semana por publicar un mensaje amenazador en redes sociales.

Según su informe de arresto, Clayton publicó un mensaje en las redes sociales el lunes dirigido a Hialeah Miami Lakes Senior High donde decía: “@HialeahMiamiLakesSeniorHighSchool, solo quiero que todos sepan que voy a volar la escuela tan pronto como llegue, así que estén listos mañana por la mañana».

La policía dijo que el adolescente fue localizado en su casa el martes y fue detenido por un cargo de amenaza por escrito de matar o causar daños corporales, reveló Local 10 News.

Su arresto se produce un día después de que otros dos estudiantes del condado de Miami-Dade fueran arrestados por supuestamente hacer amenazas similares contra sus escuelas.

Otra estudiante resultó ser Tanecia McElliot de 16 años. McElliot fue arrestada el lunes.


Su mensaje en Instagram fue el siguiente: “No vayas a la escuela mañana. Volaré Miami Northwestern Senior High School y serás el primero en morir».

Un tercer estudiante de 15 años también publicó amenazas contra Miami Senior High. Este estudiante fue arrestado el lunes.

«Voy a matar a todos en Miami Senior High School, no vayas a la escuela si no quiero morir el 6 de diciembre. Todos van a ver la ira dentro de mí», fue su mensaje.

Aunque ninguna de las amenazas se ha considerado creíble, se ha hecho evidente un aumento y las autoridades piden a los padres conversar con sus hijos.

La fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernandez Rundle, advirtió a los estudiantes el martes que su oficina procesará a cualquiera que haga amenazas contra sus escuelas.

«Las amenazas contra una escuela nunca son bromas, nunca son divertidas, pero siempre son delitos», dijo en un comunicado. “Yo, mis fiscales, la policía y los administradores escolares siempre debemos tomarnos en serio el potencial de violencia. Al ser detenido, estos delitos graves de segundo grado darán lugar a una detención juvenil segura durante un mínimo de 21 días solo para comenzar el caso «.