South Miami se convertirá en la primera ciudad de la Florida en implementar la utilización de paneles solares en casas nuevas y en existentes que buscan aumentar la cantidad de pies cuadrados en un 75% o más, según informa The Real Deal.


La legislación, que requiere paneles solares de 25.000 dólares, ubica a South Miami a la par con las regulaciones de San Francisco y la de otras dos ciudades más pequeñas en California como los únicos lugares en los Estados Unidos con ese tipo de requisito.

El alcalde del Sotuh Miami, Philip K. Stoddard, quien desde hace mucho tiempo aboga por las soluciones de energía renovable para combatir el aumento del nivel del mar y el calentamiento global, dijo a los propietarios que instalar paneles solares ayudaría a reducir las emisiones de carbono y el aumento de las temperaturas.

«Esto es sobre mis hijos y mis nietos y sus hijos y nietos. Nos estamos quedando sin tiempo. Esta regulación beneficia a todos excepto a las compañías automotrices y las empresas de servicios públicos», selañó.

Algunos residentes y funcionarios de la ciudad, como el comisionado del sur de Miami, Josh Liebman, describieron la medida como «burocracia gubernamental a nivel más micro».