La investigación del asesinato de joven dentista cubano en Chile ha revelado que los acusados de su muerte, quienes eran sus jefes en la clínica donde trabajaba, le tenían retenido sus documentos legales.

El cuerpo de Reiner Sánchez, de 32 años, fue encontrado el pasado mes de agosto desmembrado dentro de unas bolsas en el río Perquilauquén, región de Ñuble.


Sus jefes en la clínica dental fueron identificados como  Rolando Villagrán y su pareja Clara González, y son quienes hoy estan acusados de su muerte.

De acuerdo con el medio chileno Meganoticias, los jefes del cubano habían decomisado sus documentos legales, por lo que este no podía abandonar ese trabajo. De igual manera, trascendió que el dentista planeaba denunciar estas malas prácticas laborales cuando fue asesinado, además de denunciar que su jefe no tenía licencia para ejercer la profesión.

Sánchez llegó a Chile en el 2016 y se desempeñó en varios oficios antes de conseguir empleo en la clínica dental en el 2018.

«Era un chico muy respetuoso, educado, él es mi hijo de corazón», reveló al citado medio Victoria Parra, quien a su llegada a Chile le rentó un espacio para vivir.


«Este hombre (Rolando Villagrán) le tenía sus papeles, por eso él no se podía ir de ese lugar», dijo una paciente suya que se identificó como Claudia Fernández.

De acuerdo al comisario a cargo de la investigación, se presume que hubo algún tipo de relación amorosa entre la víctima y la acusada.

Sobre este presunto romance, Fernández dijo: «No sé qué habrá gatillado en él que haya tenido un desliz con ella, pero cuando él me habló de ella, no la podía ni ver».

Ambos acusados, de ser encontrados culpables, podrían cumplir una condena de hasta 20 años de privación de libertad.