Cuba se encuentra por debajo de la media mundial, ya que las edades entre 12 y 19 años representan solo el 12% de la población, predominando ligeramente el sexo masculino.


En un panel multisectorial celebrado en La Habana en el marco del Día Mundial de la Población, se conoció además que las provincias de Guantánamo, Granma y Artemisa tienen la mayor proporción de personas en esas edades, mientras en La Habana y Sancti Spíritus, en la zona central, los adolescentes tienen menor peso dentro del total de habitantes.

También llama la atención la tasa de fecundidad entre 15 y 19 años, que alcanzó 50,43 en 2014, una cifra considerablemente alta y que no se corresponde con los países que tienen similar fecundidad global.

Las investigaciones revelan además que el 59% de las adolescentes entre 14 y 19 casadas, no concluyeron sus estudios secundarios.

Las tasas de aborto en la población entre 15 y 19 años son las más altas del país, aunque por provincia las cifras habían disminuido entre 2012 y 2014, con la excepción de la capital cubana, donde se registró un incremento.


La oficial nacional de programas del Fondo de Población de Naciones Unidas, Marisol Alfonso, destacó el decrecimiento de la adolescencia y la juventud dentro del total de la población.

Para Roberto Álvarez Fumero, director del Programa Nacional de Atención Materno Infantil, del Ministerio de Salud Pública, la elevada tasa de fecundidad en la adolescencia preocupa y ocupa al Gobierno, el cual traza estrategias para reducirla.

Otro problema preocupante es el abuso del aborto, el cual es legal en Cuba, y 40 de cada 1.000 mujeres entre 10 y 20 años se realizan una interrupción del embarazo. Cabe mencionar el alto riesgo sobre la salud sexual y reproductiva de los jóvenes de esta generación, el cual es considerablemente alto, pues el 17 % de todas las captaciones de embarazo son de madres menores de 20 años y el 14 % del total de los nacimientos ocurre en esas edades.