Soldados del ejército de Maduro que fueron a atacar al opositor Óscar Pérez dijeron durante el asalto que la orden era matarlo.

Los militares atacaron con lanzacohetes y fusiles de asalto al insurgente y hasta que no lo asesinaron no han parado.


Pérez trató a gritos de negociar su entrega con el mayor de la Guardia Nacional que comandaba las fuerzas del régimen de Nicolás Maduro que lo tenían rodeado según relató El Nuevo Herald.

“[Pérez] me dijo que había sido el mismo mayor el que les anunció que no iban a tomar a nadie con vida. ‘No vamos a negociar; la orden es de matarte’, eso fue lo que le dijo”, relató la fuente, quien habló bajo condición de anonimato por temor a represalias.

“Después se despidió y me dijo que tenía que despedirse porque necesitaba guardar batería y grabarlo todo”, agregó.


Además de Pérez, otros seis integrantes de su grupo habrían muerto, según la versión oficial, aunque personas allegadas señalan que había otras cuatro personas dentro de la vivienda, incluyendo una mujer y dos niños.

El gobierno de Maduro dijo que logro dar con el paradero de Óscar Pérez gracias a entrevista que había brindado a la cadena CNN en Español y a datos brindados por la oposición venezolana durante el proceso de dialogo.