Adolescentes en Cuba. Foto: Redes Sociales

Seguramente muchos recordarán aquella alarmante foto que hace unos meses escandalizó las redes sociales en Cuba: Se trataba de un grupo de adolescentes que poblaron al estilo de una fiesta un cementerio cubano. Algunos llevaban tetes en la boca en actitud de “bebecitos”, mientras que otros chicos lucían pañuelos, gafas triangulares, ropas muy coloridas de Mickey Mouse como si aquello fuera una fiesta y no un lugar de sagrado respeto.


Las tribus urbanas no son nuevas en Cuba. Si antes fueron los hippies, los rokeros, los rastas, o los emos hoy los que marcan una nueva tendencia en la Isla son los Durakos. ¿Qué significa? ¿Cómo identificarlos?

Ya sabemos que los adolescentes siempre imponen pautas en cada época de acuerdo a estilos, maneras de comportarse, de hablar o de vestir que mucho tienen que ver con lo influencia de artistas, deportistas y otros iconos del mundo artístico, o de la moda.

Pero ser un durako en Cuba va mucho más allá de una mera tendencia pasajera en la forma de vestir o hablar. El durakismo en se ha convertido en un estilo de vida, en una cultura.

Si vives en la Isla o te codeas con algún adolescente cubano en las redes sociales o en la cotidianidad, seguramente habrás escuchado la palabra con frecuencia.


Durako no es más que un calificativo para llamar a quienes lucen atractivos o “son lindones” como se diría hace unos años, pero más allá de catalogar la belleza, la palabra ha pasado a definir una especie de actitud ante la vida vista en frases como “tremenda durakidad”.

La música ha hecho lo suyo de legitimar la tendencia. El estilo de Bad Bunny con gafas triangulares, pañuelos en la cabeza suele ser una de las formas de identificar a los durakos en Cuba, pero la palabra encierra mucho más…  

Para ser un Durako tienes que pertenecer a algunas tribus urbanas o teams como los adolescentes lo llaman. Son grupos que se reúnen y tienen sus propias afinidades en el vestir, la forma de hablar, caminar, frecuentar sitios y socializar en redes.

Este espacio, sobre todo Facebook e Instagram es uno de los más importantes. En Cuba existen hoy muchos teams. Uno de los más populares es el team Walt Disney, aquellos chicos que hicieron viral la foto del cementerio. Ellos visten con ropas de muchos colores, pero sobre todo prefieren los atuendos que tengan animados de cualquier película de Disney en especial, Mickey Mouse. Cada miembro del team se hace llamar así en sus perfiles de Facebook. Por eso no te asombres si ves alguna cuenta con el nombre de “Bbcita WaltDisney”.

“Los Illuminatis”, “Real hasta la muerte”, “Los Fashions”, y muchos otros otros. Son muy comunes los teams en Cuba, y cada uno lucha por ganar seguidores en Facebook y sobre todo volver popular su estilo y su forma de ver el mundo. Eso, sí para pertenecer además de aceptar nuevas tendencias de vestir, hablar o caminar de un modo, debes seguir estrictamente las reglas que cada grupo impone.

Cadenas de acero, colores múltiples en el pelo, riñoneras, el nazobuco, típico en los videos de Bad Bunny y las bocinas portátiles que suenen con un trap bien alto han dibujado últimamente el panorama de muchos adolescentes en Cuba.

Cada team tiene un líder o Boss en Facebook, y desde allí ellos convocan a retos, fotos colectivas, o cualquier iniciativa que sume likes. Entre ellos se legitima el team que más seguidores y likes consiga.

SI aún no estás bien empapado de las tendencias de la durakidad te sorprenderá  saber que ellos utilizan nuevas frases incorporadas al diccionario popular como “To Tizza” o “Tu Gucci”, para definir que alguién está viste a la moda, además del ya reiterativo “normalmente”, salido de la canción de Wildey y que invade cada 5 segundos cualquier plática de no pocos adolescentes en Cuba. Y qué decir del “Bajanda” o “Inflanda” popularizado por Chocolate MC y que hoy es muy común escuchar en la boca de cualquier joven cubano.

Ya sabes identificar la cultura de la durakidad en Cuba. Por eso, la próxima vez que estés de camino por las pintorescas calles cubanas y veas o escuches a estos adolescentes sabrás que no son seres de otra galaxia disfrazados, solo son los adolescentes cubanos de hoy en su afán de lucir parecidos a su tiempo.