Más de medio centenar de senadores presentaron este jueves en el Congreso de Estados Unidos la Ley de Libertad para Viajar a Cuba, una legislación que eliminaría las restricciones vigentes para los viajes turísticos a la Isla, reporta EFE.

Impulsado por el senador republicano Jeff Flake y el demócrata Patrick Leahy, el proyecto de ley, que ya fue presentado por primera vez en 2015, contó esta vez con el respaldo de 46 senadores más, 55 en total, a la espera de que el Gobierno de Donald Trump emita su esperada revisión de la política de Washington hacia La Habana.

Por ahora, los estadounidenses solo pueden viajar a Cuba si entran en una de las 12 categorías fijadas por el Gobierno de EE.UU., entre las que se encuentran visitas familiares, viajes oficiales gubernamentales, de organizaciones humanitarias, por intercambios profesionales o para coberturas periodísticas.

La Isla continúa siendo el único país en el mundo al que el Gobierno estadounidense prohíbe a sus nacionales viajar como turistas.


«Reconocer el derecho inherente de los estadounidenses a viajar a Cuba no es una concesión a los dictadores, es una expresión de libertad», consideró Flake.

«El levantamiento de la prohibición a los ciudadanos estadounidenses que viajan a Cuba puede allanar el camino a un cambio significativo al aumentar el contacto entre los cubanos y los estadounidenses diariamente, y seguro que tendrá beneficios positivos para el floreciente sector empresarial y privado de la Isla», agregó.

(Con información de Diario de Cuba)