La Guardia Costera norteamericana arrestó a los seis tripulantes de una embarcación que se encontraba a 8 mil kilómetros de las costas de Fort Lauderdadle por estar presuntamente vinculados en el tráfico de personas.

Según resalta EFE, las autoridades informaron que entregaron a la Patrulla Fronteriza a tres jamaiquinos, un jordano y un israelí tras ser detenidos.

El capitán de la embarcación mintió a la Guardia Costera al decir que solo habían dos personas en el barco.

«Estas operaciones de contrabando y las redes ilícitas no se preocupan por las personas que ponen sus vidas y dinero en sus manos», señaló el capitán Aldante Vinciguerra, jefe del Séptimo Distrito de la Guardia Costera.