Un seguidor del pelotero cubano Yasiel Puig corrió varias cuadras para conseguir un autógrafo.


¡Esto es ser un verdadero fanático!