El Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, criticó a la dictadura en Cuba y pidió a los miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) apoyar la manifestación en Cuba el 15 de noviembre.


«La credibilidad de la OEA como institución que defiende la democracia depende de estar a la altura de esa Carta» dijo Blinken sobre el papel de la OEA.

Blinken pidió que cada país del hemisferio «debería enviar un mensaje claro» de que la gente tiene el «derecho de reunirse pacíficamente y expresar sus opiniones».

El 15 de noviembre hay planificadas manifestaciones en toda Cuba y la dictadura ha advertido que serían reprimidas tras no dar el permiso para realizarlas a pesar de que es un derecho recogido en la constitución recientemente aprobada.

La Administración Biden ha prometido sanciones a la dictadura en Cuba si reprime las protestas pacíficas.