El empresario Aaron Davidson, de 45 años se declaró culpable en una corte federal de Brooklyn al ser acusado de ser participe para sobornar a altos dirigentes de fútbol a cambio de derechos de mercadeo y transmisiones televisivas de torneos y partidos internacionales.

Davidson podría ir a prisión por décadas de ser encontrado culpable de aceptar 150 millones de dólares en sobornos durante un periodo de 24 años, con el fin de otorgar derechos de mercadeo en las competencias lucrativas.

Antes de ser arrestado Davidson dirigía una firma de mercadeo con sede en Miami. Datos recientes informaron que el empresario hizo pagos para sobornar a dirigentes de la FIFA, la CONCACAF, la Unión Caribeña de Fútbol y una federación nacional, por más de 14 millones de dólares.