El empresario español Gabril Escarrer, fundador de la cadena de hoteles Meliá, deja al frente del imperio a su hijo menor.

La última función oficial a nombre de la empresa la hizo en Cuba, cuando asistió a los funerales del ex dictador Fidel Castro.


Con 81 años de edad, y 60 dirigiendo la empresa, el fundador del mayor imperio hotelero español se retira. Escarrer Juliá deja la empresa que tiene 370 hoteles y 42.000 empleados en 43 países.

Según el diario El Mundo, Melia Hotels “fue la primera cadena hotelera internacional que firmó un contrato para gestionar un hotel en la isla, en 1990” y tenía una frase para ello, «el turismo hermana países, supera fronteras, y propicia el desarrollo y el bienestar de los pueblos”.

El Mundo afirma que “fue capaz de convencer a Fidel Castro de que necesitaban no sólo inversión, sino el know-how, y su apuesta tuvo tanto éxito que hoy Meliá Cuba es la cadena extranjera líder en el país, con 29 hoteles operativos, y más de 10.000 empleados».