Una familia de osos negros de seguro tomó por sorpresa a los residentes de una vivienda en Avon, Connecticut.

Con su proximidad al río Farmington y sus alrededores densamente boscosos, Anvil Drive es el tipo de área donde comúnmente viven los osos negros. Entonces, las personas en ese vecindario de Avon no se sorprenden cuando las ven, excepto cuando entran en autos.


A principios de esta semana, tres osos negros fueron captados en un video de vigilancia residencial caminando junto a un SUV estacionado afuera de una vivienda. La familia curiosa decidió mirar. Sin llaves. No hay problema. Dos de los tres ositos abrieron limpiamente las puertas del conductor y del acompañante. Luego, subieron al auto para explorar.

Los propietarios del vehículo dijeron a medios locales que la pintura ni siquiera estaba rayada y que solo hubo daños menores en la tapicería.

Los vecinos dijeron que han visto osos en el vecindario antes y se están volviendo más atrevidos.

«El hecho de que estén abriendo las puertas de los autos, es un poco salvaje», dijo el vecino de al lado Scott Turken.


Turken dijo que ve osos aproximadamente una vez al mes, incluido un encuentro en el que tiraron su basura.

“Se sentaron allí durante aproximadamente una hora y media, masticando todo lo que pudieran tener en sus manos”, dijo.

Según el Departamento de Energía y Protección Ambiental (DEEP), hubo más de 11,000 avistamientos de osos en todo el estado en 2020, frente a poco más de 7,000 el año anterior. Más sorprendente, algunos osos estaban haciendo más que simplemente deambular.

“El año pasado, tuvimos un número récord de informes de osos irrumpiendo en hogares”, dijo Will Healey, portavoz de DEEP. «Tuvimos 45 el año pasado».

Las autoridades siempre recomiendan a los residentes, entre otras medidas, nunca alimentar a los osos.

«[Alimentar a los osos] los lleva a sentirse más cómodos con los humanos y eso no es algo que queremos fomentar», agregó Healey.