Tormenta Delta- NOAA

La tormenta tropical Delta se formó en el Mar Caribe y podría representar una amenaza para la región más occidental de Cuba así como para la costa del Golfo de Estados Unidos durante los próximos días.


De acuerdo al boletín más reciente del Centro Nacional de Huracanes, la tormenta tropical Delta está centrada cerca de Jamaica en este momento y se mueve hacia el oeste-noroeste aproximadamente a 10 mph.

Delta continuará empujando hacia el oeste-noroeste durante los próximos días, y se espera que las condiciones sean más propicias para la intensificación. El Centro Nacional de Huracanes pronostica que Delta se convertirá en huracán tan pronto como el martes más tarde cuando se mueva cerca del oeste de Cuba.

Delta podría interactuar con la tormenta tropical Gamma por un período de tiempo más tarde de martes a miércoles mientras se dirige hacia el Golfo de México. Esa interacción podría tener algún efecto en la futura trayectoria e intensidad de Delta, sin embargo, los detalles son inciertos, informo el Weather Channel.

La guía de pronóstico muestra que Delta eventualmente girará más hacia el norte hacia la costa del golfo de EE. UU. a fines de la semana. El lugar donde ocurra ese giro hacia el norte determinará qué áreas ven los mayores impactos potenciales, probablemente en algún lugar desde Louisiana hasta Florida.


Se espera que Delta sea un huracán de categoría 1 o 2 para cuando llegue a territorio estadounidense.

En el Caribe es posible que haya fuertes vientos y fuertes lluvias en partes de Jamaica, Cuba y las Islas Caimán durante los próximos días.

Una marejada ciclónica elevará los niveles del agua hasta de 3 a 5 pies por encima de los niveles normales de marea a lo largo de la costa sur del oeste de Cuba y en la Isla de la Juventud. En Cuba está vigente una alerta de huracán para la Isla de la Juventud y las provincias de Pinar del Río y Artemisa, donde las condiciones de huracán son posibles para el martes por la tarde. Se emitió una alerta de tormenta tropical para la provincia de La Habana.

Es demasiado pronto para determinar los impactos de pronóstico específicos de Delta en la costa del Golfo de EE. UU.