Tres días después de disparar a su exnovia embarazada de nueve meses, Raymond DelToro, se entregó a las autoridades en Miami.


El pasado sábado la policía respondió a una llamada de emergencia en el noroeste de Miami donde una mujer, luego identificada como Rosalyn Toledo de 22 años, fue herida de bala en el pecho.

Toledo estaba embarazada de nueve meses con fecha de parto para dentro de dos semanas, pero dio a luz en el hospital a un bebé varón saludable, según el personal médico.

Según la policía, Toledo y su ex novio tuvieron una discusión. Cuando la víctima pensó que el ex novio se había ido, ella abrió la puerta para verlo apuntando con un arma hacia ella, dijo la policía.

Toledo le dijo a la policía que DelToro dijo: «Voy a disparar. Vas a ver que voy a disparar «, poniendo dos balas en el pecho de Toledo.


DelToro se enfrenta a cargos que incluyen el intento de asesinato en primer grado y asalto con violencia de una mujer embarazada.

«Estamos felices de que ambos estén vivos», dijo Kayla la hermana de Toledo a 7News. «No hay palabras para explicar lo traumático que es esto para ella».

El padre de Toledo ha estado con la víctima todo el tiempo.

La familia dijo que el bebé quizás pueda irse a casa el fin de semana pero que Toledo probablemente enfrentará más cirugías antes de que pueda regresar a casa.