Un adolescente que, según las autoridades, provocó un accidente mortal el día de Año Nuevo a la altura de Flagler y la 79 avenida, se entregó a la policía para enfrentar cargos.

Los policías dijeron que el joven de 16 años estaba al volante de un SUV que arremetió contra un sedan matando a los 4 adolescentes en su interior.


El conductor fue identificado como Alex García de 16 años, quien no tenía una licencia de conducir, solo el permiso de aprendizaje que se conoce como la «restringida». García conducía bajo los efectos del alcohol y la marihuana, y según revelaron, minutos antes del impacto viajaba a 111 millas por hora.

Los investigadores dijeron el lunes que el adolescente enfrenta cargos muy graves.

“Cuatro cargos de homicidio vehicular imprudente, cuatro cargos de homicidio por DUI y dos cargos de DUI con lesiones corporales graves”, dijo el teniente Alex Camacho de la Patrulla de Carreteras de Florida.

Los investigadores dijeron que Yuhlia Gelats-Medina, de 21 años, conducía un Hyundai Elantra con su novio, Christian Mobil, de 22 años, y sus amigos, Andrés Zacarías y Jender Salazar, de 21 años.


Cuando hizo un giro legal a la izquierda en Flagler Street, fue entonces cuando las autoridades dijeron que García supuestamente atravesó la intersección en un Chevy Tahoe que iba a más de 100 millas por hora.

«El Tahoe chocó contra el Hyundai en la intersección, matando a los cuatro ocupantes del Hyundai inmediatamente», dijo el teniente Camacho.

García y los otros dos jóvenes de 16 años en su auto fueron llevados al hospital, pero todos sobrevivieron.

Las pruebas realizadas a Gelats-Medina revelaron que no había consumido alcohol.

“De esta manera se encontraron dos personas que estaban haciendo exactamente lo contrario”, dijo el teniente Camacho. «Es una tragedia que podría haberse evitado al 100%».

El choque fue tan violento que los autos se detuvieron a una distancia de un campo de fútbol de donde ocurrió la colisión inicial.

El abogado defensor de García dijo a Local 10 News que el joven se declarará inocente.