Desde que el parque Céspedes, de Santiago de Cuba, tiene punto WiFi, ha aumentado el número de personas que se acercan a la zona en busca de conectarse a internet, y como consecuencias algunas han sido blanco de lo que la Policía llama «profilaxis».

Un ejemplo, lo contamos a continuación:
En su última visita al parque una maestra de 20 años, recibió la invitación de un turista alemán quién la invitó a cenar y a disfrutar de un concierto en el Salón de los Grandes de la Casa de la Trova. Ella
«No lo pensé dos veces, no puedo pagarme los 10 dólares de la entrada, así que aproveché la oportunidad», confiesa.

Esta invitación le costó pasar la madrugada detenida. La llevaron a la 4ª Estación y allí le comunicaron que la causa de su arresto era porque se encontraba en compañía de un extranjero por la calle y que se le acusaba de «prostitución» porque «andar con turistas desmoralizaba a la mujer cubana en el mundo».

Las agentes le comunicaron que estaba «en un proceso de profilaxis», con una «charla educativa», y que tendría que firmar un compromiso de no acudir más al centro de la ciudad, ni a otras áreas calificadas como de prostitución, declara Yesenia.


Si volvía a pasar por ahí, aunque fuera con una pareja, su acompañante sería calificado como chulo que la incitaba a jinetear, aseguró la joven.

Como parte de la «charla», le explicaron que el «proceso de profilaxis» podía durar hasta las 9:00 o las 10:00 de la mañana siguiente, porque tendría que esperar al jefe y a la instructora del caso para investigar el hecho y dar declaraciones.

Los agentes le dijeron que, al no tener antecedentes, solo le pedirían que escribiera y firmara una especie de «acta de compromiso», en la que se comprometía a no ir más al centro [de la ciudad] aunque su caso fuera una equivocación» y aunque «creía que no estaba haciendo nada malo».

Los únicos argumentos para toda esta desagradable situación de la joven fueron las presunciones policiales de que una joven no puede pasear por la calle con un extranjero, porque es una prostituta o va camino de eso.